LA FAMILIA, CORRUPCIÓN EN NUEVA YORK

En 2017, estoy investigando las conexiones entre la Dirección de Conservación y Desarrollo de la Vivienda y la de urbanismo de Nueva York y el ayuntamiento de la ciudad con las inmobiliarias. Esta vez la corrupción especulativa funciona de manera diferente a la que describo en Rape New York, ya que la escala es ahora mucho mayor, pues las actuaciones no son llevadas a cabo por individuos sino desde el gobierno municipal en coalición con la empresa privada y a través de políticas urbanísticas Sin embargo tiene en común con las prácticas anteriores el hecho de que afecta a la vida cotidiana de las personas y a sus casas.

 

El 13 de enero de 2015, la administración de Blasio le ordenó a la Corporación de Desarrollo Económico que “elija HR&A como empresa única de consultoría” en Nueva York.

¿Quién hace las políticas urbanísticas en Nueva York? En la actualidad la firma HR&A advisors controla los planes de desarrollo urbanístico y el uso del espacio público. Muchos de los socios y antiguos empleados de HR&A Advisors ocupan cargos de importancia en el gobierno de la ciudad, precisamente en los departamentos de vivienda y urbanismo: María Torres Springer lleva la dirección de Fomento y Conservación de la Vivienda de la ciudad de Nueva York. Casualmente, es además la esposa de Jaime Torres Springer, socio HR&A. Como Director de Planificación de la Ciudad y director del Departamento de Planificación figura actualmente Carl Weisbrod, quien empezó a trabajar en el 2014 en el ayuntamiento y en 2017 ha vuelto a ser empleado de HR&A. En el puesto de Presidente de la Autoridad de la Vivienda de la ciudad de Nueva York encontramos a Shola Olatoye, quien fue empleada durante seis años de HR&A .

 

Esta estrecha relación entre la firma HR&A Advisors y la administración de De Blasio es algo bien conocido. Andrew J. Hawkins escribe en Crain el artículo HR&A Advisors es la consultora elegida. [1].

1 Doc intro copia_Page_06 1 Doc intro copia_Page_07

La firma de consultoría HR&A advisors gobierna Nueva York y tiene raíces e influencias de dimensiones escandalosas en la ciudad. Esta consultoría privada tiene un contrato de exclusividad con el ayuntamiento para asesorarlo en temas municipales tan dispares como el transporte, los parques o la vivienda subsidiada[1] y gracias a eso mueve los hilos del poder. ¿Quién firmó con ellos este contrato? El alcalde Bill de Blasio, que le concedió esa asesoría en exclusiva. ¿Por qué? A eso no sé qué responder.

 

[1] http://www.politico.com/states/new-york/city-hall/story/2016/03/despite-rhetoric-de-blasio-continues-heavy-reliance-on-private-consultants-032852

1 Doc intro copia_Page_08

1 Doc intro copia_Page_09

HR&A Advisors ha ido introduciendo a sus empleados como miembros del patronato de entidades sin ánimo de lucro y de los think tanks nominalmente independientes. Y los usa para escribir informes que respaldan los intereses de esa empresa privada. La firma utilizó al The Center for Urban Future (Centro para el Futuro Urbano) [1] para que cambiase la percepción social sobre las bibliotecas hasta el extremo de favorecer la idea de la desaparición de las bibliotecas públicas. Un ejemplo de lo que digo lo encontramos en los artículos: “A creative solution to city libraries[2] (“Una solución creativa para las bibliotecas de la ciudad”)   y “Reenvisioning New Yorkl Branch libraries” (Una nueva visión de las bibliotecas de barrio). En el contexto de Nueva York, The Center for Urban Future aparece como una organización progresista y políticamente demócrata, pero vemos cómo respalda la demolición de bibliotecas y su transformación en edificios mixtos en donde se reduce el espacio de la biblioteca al primer piso y permite así convertir el resto en apartamentos de lujo. John H Alschuler, presidente de HR&A Advisors, forma parte del patronato del Center for Urban Future. Jamie Torres Springer, socio de HR&A Advisors, está infiltrado en asociaciones vecinales, por ejemplo a través del Fifth Avenue Committee, desde donde ejerció presión para conseguir la demolición de varias bibliotecas de Brooklyn. Él es el promotor vinculado a la venta en secreto y sin opción pública abierta de la biblioteca de Sunset Park, y ahora mismo está detrás de la venta de la biblioteca de Brooklyn Heights. Por eso le llaman “Library-Shrinking Developer “, el promotor que encoje las bibliotecas, porque las reduce de un edificio entero a solo un piso. Jaime Torres Springer no está solo en ese trabajo de reconversión de las bibliotecas; también le ayuda Alicia Glen, alcalde en funciones para el Desarrollo, quien dirige el Departamento de Fomento del Desarrollo Económico de la ciudad de Nueva York, y es la encargada de firmar la aprobación del plan de desarrollo de la ciudad y por tanto de las bibliotecas, parques, etcétera.

[1] “reenvisioning New York Branch libraries” Sep 2014 https://nycfuture.org/research/re-envisioning-new-yorks-branch-libraries

[2] by Jonathan Bowles is executive director of the think tank Center for an Urban Future and editor of the report,Re-envisioning New York’s Branch Libraries. https://nycfuture.org/research/re-envisioning-new-yorks-branch-libraries”

 

Ellos mismos se definen como “la familia”. Alicia Glen citó el término «familia» en el nombramiento de la esposa de Jamie, María Torres Springer. En una entrevista declaró: “Siempre tienes que buscar primero en la familia, y hay gente fabulosa en la familia…

 

1 Doc intro copia_Page_02

 ¿Cuáles son para Nueva York y sus residentes las consecuencias de que la ciudad esté gobernada por “la familia”? Para empezar, la pérdida del espacio público. Las bibliotecas, colegios e iglesias se convierten en viviendas de lujo y ya hay intentos de convertir los parques públicos en estadios de fútbol.

 

1 Doc intro copia_Page_10

1 Doc intro copia_Page_12

1 Doc intro copia_Page_13

1 Doc intro copia_Page_05

 

El siguiente paso, tal y como pasó en los noventa con Times Square y está pasando ahora en Chinatown, es la pérdida de identidad de los barrios.. En ambas rezonificaciones está metido Carl Weisbrod. En los últimos cuatro años, solo en Chinatown se han perdido 15.000 apartamentos que eran hasta ahora de alquiler. Con el cambio de legislación se permite construir hasta cuarenta pisos de altura en lugar de cinco. Así se multiplica el valor del suelo, lo que hace que los caseros encuentren incentivos para vender sus edificios a las promotoras. Para lo cual tienen que echar a sus inquilinos, la mayoría de renta estabilizada. Cientos de tiendas de comida, de curiosidades, pequeñas imprentas o talleres están siendo desalojados de los locales que ocupaban, y que ahora están siendo reconvertidos en boutiques y galerías de arte. La construcción de nuevos rascacielos de cuarenta pisos afecta a las zonas comerciales y en última instancia acabará borrando del mapa el barrio de Chinatown tal como se lo conoce ahora: cáotico y bello. De hecho, el argumento para justificar esta operación ha sido que Chinatown es un barrio desordenado y huele mal. Sin embargo, aquí lo que huele mal son las relaciones entre el ayuntamientos y las promotoras. Carl Weisbrod, según hemos visto, fue empleado de HR&A hasta el 2014. Luego fue contratado como jefe del Departamento de Planificación por De Blasio, hasta que en marzo de 2017 regresó a trabajar para HR&A.

 

Curiosamente no empecé esta investigación sobre HR&A porque me interesen estos proyectos de rezonificación, que de hecho sí me interesan, sino por una necesidad personal inmediata, ya que los nuevos planes regulatorios del Ayuntamiento me afectan como propietaria de una vivienda cooperativa subsidiada.

 

El ayuntamiento controla la adjudicación de obras y la contratación municipal que llevan a cabo los servicios públicos para garantizar una vivienda asequible, un sector que incluye el trabajo de las pequeñas constructoras que hacen rehabilitaciones de edificios de vivienda social. Hay precedentes de irregularidades en la contratación. La aparente corrupción en la gestión de permisos, contratos y rehabilitación de la vivienda social y subsidiada trae consigo la pérdida del espacio privado. Wendell Walters está en la cárcel por aceptar sobornos de las constructoras. [1] Es díficil entender que haya un sólo implicado.

 

La Dirección de Conservación y Desarrollo de la Vivienda de la ciudad Nueva York ahora mismo intenta conseguir que se apruebe una legislación que, entre otras cosas, obligaría a las cooperativas subsidiadas a elegir a los administradores de fincas de entre los nombres que aparecen en el listado propuesto por esa Dirección Municipal. En la vivienda subsidiada, si hay una deuda de más de 3.000 dólares por vivienda, el edificio pasa automáticamente a ser propiedad de la ciudad. Teniendo el control administrativo y el acceso a las finanzas de los edificios, sería fácil manipular los libros, crear errores y olvidar pagos, para favorecer que la deuda total del edificio supere el tope legal que se pretende establecer. Los residentes y dueños pierden su edificio y son expropiados. Es lo que se llama “to grab” (apropiación de propiedad por métodos dudosos). El ayuntamiento, mediante su nueva legislación, abre la puerta a prácticas predatorias sobre esos edificios situados en zonas como Harlem, actualmente muy codiciadas. Yo vivo en una cooperativa de Harlem.

 

Laura Jacobs, una escritora a quien acabo de conocer gracias al grupo de activismo en contra la apropiación de Harlem, comentando la reiteración de un empleado de la Dirección de la Vivienda de Nueva York, “si no te gusta, vete” , me dice:

“ Este es el texto exacto que te dijo antes tu casero, lo cual me hace preguntarme si estás percibiendo esta propuesta del alcalde Mayor De Blasio como otra forma de violación? No puedo expresar la rabia que despertó en mí”. Sigue Laura: “Leí tu libro ayer noche y no pude parar hasta que lo acabé”. Este es el mismo comentario que recibí de la que fue durante un tiempo compañera de piso, Berta Cuso “acabo de leerlo, de una sentada. No sé cuantas horas llevo leyendo, no me podía levantar… “ Tanto Laura como Berta, una americana, otra española, una de sesenta años y otra de veinte, coinciden en lo mismo. Me dice Berta “Es impresionante como puedes escribir de una forma tan personal e íntima y a la vez tan analítica y como a gran escala. Nunca antes tuve esta sensación de estar leyendo algo intensamente interesante y que también me hace llorar y me corta el estómago y me paraliza…”. Me dice Laura Es tan preciso y poderoso, claro y metódico. Es como un trabajo de detective, pero de tipo intelectual y filosófico. Y es muy inquietante y perturbador, la forma en que el micro – la violencia contra ti, tu cuerpo, tu hogar – es una expresión de lo macro, las reglas despiadadas del poder de las promotoras inmobiliaria en la ciudad de Nueva York ”

 

“Ex-housing official gets 3 years in prison for bribes” October 14, 2015 Former HPD Deputy Commissioner Wendell Walters was sentenced with three years in prison for taking $2.5 million in bribes

http://www.nydailynews.com /new-york/ex-housing-official- 3-years-prison-bribes-article- 1.2397545

 

http://www.crainsnewyork.com/article/20140414/POLITICS/304139992/hra-advisors-is-the-chosen-consultancy

 

 http://www.ny1.com/nyc/all-boroughs/politics/2015/07/6/next-edc-president-will-have-to-recuse-herself-from-projects-her-husband-is-involved-in.html

“You always want to look at the family first, and if there’s great people in the family and people like James, (who) demonstrated (his) ability to step up, you want to reward those people.” http://www.politico.com/states/new-york/city-hall/story/2017/01/de-blasios-housing-commissioner-steps-down-for-private-sector-work-108775

Comments are closed.